Seleccionar página

Por qué el reporting de sostenibilidad es imporante para las empresas

Los informes de sostenibilidad son importantes para las empresas, ya que, según la Global Reporting Initiative (GRI), un informe de sostenibilidad (sustainability reporting), es una descripción general de los impactos económicos, ambientales y sociales de una empresa, causados por sus actividades cotidianas.

El informe de sostenibilidad, que presenta el compromiso de la empresa con una economía global sostenible, puede ayudar a las organizaciones a medir, comprender y comunicar su desempeño económico, ambiental, social y de gobierno y, a continuación, establecer objetivos y gestionar el cambio de manera más efectiva.

En los últimos años, los informes de sostenibilidad se han convertido en una parte muy importante de la información integrada (Integrated Reporting), que combina indicadores financieros y no financieros. Algunos términos sinónimos de informe de sostenibilidad son, por ejemplo: informe de triple resultado, o informe de responsabilidad social corporativa.

Variando de una compañía a otra, el propósito específico de un informe de sostenibilidad, podría incluir:

  • dirigirse a las partes interesadas más allá de los objetivos, a través del informe integrado (proveedores de capital financiero);
  • detallar el posicionamiento competitivo de la organización en el espacio emergente de la sostenibilidad;
  • proporcionar una descripción más detallada de las iniciativas de la organización relacionadas con el capital social, humano y natural.

Por qué es importante el informe de sostenibilidad

El valor de los informes de sostenibilidad, es que garantizan que las organizaciones consideren sus impactos en las cuestiones de sostenibilidad, y les permite ser transparentes en cuando a los riesgos y las oportunidades a los que se enfrentan.

Hoy, no es suficiente realizar simplemente afirmaciones sobre el nivel de sostenibilidad. Hoy, las organizaciones deben proporcionar demostraciones tangibles y creíbles de su nivel de sostenibilidad, siguiendo las pautas adecuadas para la presentación de informes de sostenibilidad (sustainabilidad reporting).

De esta forma, las organizaciones crean confianza entre los clientes y todas las partes interesadas, lo que, a su vez, afecta directamente a la cuenta de resultados. Según el axioma empresarial: no se puede gestionar lo que no se puede medir. La transparencia es una moneda que genera confianza, que construye empresas.

La transparencia es una moneda que genera confianza, que construye empresas.

En resumen, los informes de sostenibilidad pueden tener cuatro beneficios principales para cualquier organización:

  1. Es una herramienta útil de gestión de riesgos.
  2. Puede ayudar a generar ahorros.
  3. Facilita una mejor toma de decisiones.
  4. Ayuda a aumentar la confianza de las partes interesadas.

El informe de sostenibilidad como herramienta para una mejor gestión de riesgos

Hay quien argumenta que los informes de sostenibilidad y la gestión de riesgos son, en realidad, “dos caras de la misma moneda”. Es importante tener en cuenta el riesgo y la sostenibilidad conjuntamente, ya que la sostenibilidad, en términos generales y estratégicos, consiste en lograr la resiliencia empresarial, y es una oportunidad para mejorar la transparencia. La sostenibilidad configura el entorno operativo futuro de una empresa, su percepción corporativa, a la vez que aporta resiliencia y eficiencia a la empresa.

En términos más simples, tanto la gestión de riesgo empresariales (ERM, Enterprise Risk Management), como los informes de sostenibilidad, son funciones centradas principalmente en la identificación y priorización de riesgos, con primacía en los informes internos, la comunicación externa y la transparencia.

Además, los informes de sostenibilidad se han convertido en una herramienta importante para una mejor gestión de riesgos en las empresas de hoy – además de los riesgos tradicionales –, que deben afrontar cada vez más riesgos sociales y ambientales, que se manifiestan a largo plazo, están en gran medida fuera del control de la organización y, a menudo, afectan al negocio en muchas dimensiones.

Gestionar tales riesgos requiere tomar decisiones de inversión hoy, para el desarrollo de capacidades a largo plazo y el desarrollo de estrategias adaptativas; y un buen informe de sostenibilidad ayuda en esto.

El informe de sostenibilidad también mejora la eficiencia operativa

Hace unas décadas, todavía se creía que los beneficios y la sostenibilidad son mutuamente excluyentes. Esa sabiduría tradicional, ahora se ha revertido, con compañías que obtienen ahorros de costes significativos a través de eficiencias operativas relacionadas con la sostenibilidad ambiental.

Los inversores también están correlacionando, cada vez más, un mejor desempeño financiero con un mejor desempeño de ESG (factores ambientales, sociales y de gobierno). Esto evidencia que las empresas sostenibles ofrecen un rendimiento financiero positivo significativo.

Por lo tanto, hoy en día, la mayoría de las empresas que crean valor a través de la sostenibilidad, buscan primero mejorar la rentabilidad del capital, lo que, a menudo, significa reducir los costes operativos a través de una mejor gestión de los recursos naturales (como el uso de energía y los desechos).

Las empresas también están reduciendo los costes al gestionar sistemáticamente sus cadenas de valor. Además, las empresas están agregando valor al mejorar la retención o la motivación de los empleados a través de actividades de sostenibilidad, o al aumentar los precios o lograr una mayor participación en el mercado con productos sostenibles nuevos o existentes.

Todo esto significa una mayor eficiencia operativa.

Marco de reporting o reporting de sostenibilidad

La divulgación de las cuestiones de sostenibilidad – una parte del reporting de sostenibilidad – proporciona una visión más amplia del desempeño de una empresa, que solo la divulgación de información financiera únicamente. Cuando se usa en información integrada (Integrated Reporting), puede revelar la creación de valor en seis capitales: financiero, manufacturado, intelectual, humano, social y relacional, y natural.

Más del 90 por ciento de las compañías más grandes del mundo ya están informando sobre sus impactos en la sostenibilidad, y las compañías más pequeñas están siguiendo su ejemplo. Si bien la mayoría decide informar siguiendo los GRI Standards, que proporcionan un marco integral, flexible y adaptable para empresas de cualquier tamaño para informar sobre sus impactos económicos, ambientales y sociales, algunas compañías han optado por seguir la metodología recomendada por el International Integrated Reporting Councial (IIRC), o por la Sustainability Accounting Standards Board (SASB) de Estados Unidos.

De hecho, elegir los estándares GRI, IIRC o SASB, depende del objetivo final de la organización.

GRI e IIRC colaboran

Las organizaciones pueden tener dificultades para navegar en el panorama, a veces confuso, de la divulgación de sostenibilidad, por el cual existen numerosos marcos y estándares. Para simplificar esto, GRI e IIRC colaboran en aclarar cómo las empresas pueden usar tanto los GRI Standards como el marco internacional de Reporting Integrado en sus informes integrados. La colaboración proporciona información sobre la creación de valor en los seis capitales (financiero, manufacturado, intelectual, humano, social y relacional, y natural), e impulsa la transparencia.

Qué marco de reporting de sostenibilidad elegir

Global Reporting Initiative – GRI Standards

Establecido en 1997, GRI desarrolló el primer marco de reporting de sostenibilidad corporativa. Hoy en día, la mayoría de las empresas que utilizan información de sostenibilidad, utilizan los GRI Standards, y proporcionan información a una amplia variedad de partes interesadas globales, desde la sociedad civil hasta los inversores.

Por lo general, las empresas utilizan los GRI Standards para desarrollar y diseñar sus informes de sostenibilidad o informes de responsabilidad corporativa, ya que incluyen un alcance muy amplio de divulgación.

Sustainability Accounting Standards Board (SASB)

SASB, por su parte, se estableció en 2011, y desarrolla estándares para la divulgación de información de sostenibilidad relevante (material) para los inversores. Los estándares SASB están disponibles para 79 industrias, e identifican factores de sostenibilidad importantes que pueden afectar al desempeño financiero. Así, principalmente, los estándares SASB están dirigidos a los inversores.

 Esto se debe a que los inversores tienen sus propias necesidades específicas, diferentes de las de los proveedores, clientes, comunidades, grupos de interés y otras partes interesadas. Lo que los inversores necesitan, y exigen, es una información de sostenibilidad confiable y comparable, con vínculos claros con el desempeño financiero.

Lo que los inversores necesitan, y exigen, es una información de sostenibilidad confiable y comparable, con vínculos claros con el desempeño financiero.

Centrados en esta necesidad, los estándares de SASB identifican el subconjunto de problemas de sostenibilidad que, razonablemente, pueden ser importantes para los inversores. Por lo tanto, para mantener un enfoque en la materialidad financiera, así como para lograr la comparabilidad entre pares, los estándares SASB son específicos de la industria.

En resumen, GRI y SASB están destinados a satisfacer las necesidades únicas de diferentes audiencias. Los estándares GRI están diseñados para proporcionar información a una amplia variedad de partes interesadas y, en consecuencia, incluyen una amplia gama de temas. Los estándares SASB están diseñados para proporcionar información a los inversores y, en consecuencia, se centran en el subconjunto de problemas de sostenibilidad que son materialmente financieros.

Entonces, ¿qué marco elegir?

La respuesta es que, las empresas verdaderamente sostenibles, deberían hacer ambas cosas. Deben identificar los impactos en la sostenibilidad que son financieramente importantes (y deben divulgarse a los inversores), así como los impactos relevantes para una gama más amplia de partes interesadas.

La conclusión es que estos estándares no son mutuamente excluyentes; se refuerzan mutuamente.

Su empresa necesita el informe de sostenibilidad

Todo lo anterior, muestra que los informes de sostenibilidad hoy son necesarios. Las empresas y organizaciones ya no pueden verlo como una función “agradable de tener”, pero separada del negocio “real”.

Por lo tanto, hacer que los informes de sostenibilidad formen parte de su estrategia corporativa, le ayudará a impulsar la innovación, mejorar la gestión de los riesgos, mejorar la eficiencia operativa, e impulsará la lealtad de los empleados, clientes, proveedores, comunidades e inversores.