Seleccionar página

Informe no financiero y riesgos de reputación

Los activos intangibles son el hijastro de la comunicación financiera. Hoy se denominan intangibles o no financieros. Una colección de factores como la lealtad del cliente, la fuerza innovadora, la reputación o la penetración en el mercado, que tienen una cosa en común: son de naturaleza no financiera. No se muestran en el balance y, sin embargo, son extremadamente importantes.

Esto se aplica a las empresas de todo el mundo, en todos los países, tanto en la UE como en los EE.UU. Por ejemplo, el valor de mercado de Coca-Cola es de cuatro a cinco veces el valor en libros, principalmente debido a la fortaleza de la marca.

Lo mismo se aplica a las principales empresas de la UE. Como, por ejemplo, la tecnológica alemana SAP. A finales de 2017, el valor en libros de SAP era de alrededor de € 25.000 millones, mientras que su capitalización de mercado era de algo menos de € 115.000 millones. De manera ejemplar, SAP aborda esta discrepancia en su informe anual, y lo explica como la suma del capital del cliente, el know-how, su red de partners, el valor del software de desarrollo propio, la capacidad innovadora, y la fortaleza de su marca. Pero, ¿qué participación tienen estos factores en el valor de mercado de SAP y cómo interactúan? La misma multinacional de software, SAP, no tiene respuesta a esta pregunta.

Pero no se trata solo de análisis, también se trata de responsabilidad corporativa. Desde finales de 2017, todas las empresas de la UE con más de 500 empleados, tienen que publicar un estado de información no financiera anualmente. Pero, ¿en qué consiste este informe no financiero?

El contenido del informe de información no financiera se mueve entre negocios, gobierno y ética. Los seis componentes prescritos incluyen el modelo de negocio y el tratamiento de los derechos humanos y la corrupción, por un lado, y las preocupaciones sociales, ambientales y de los empleados, por el otro.

Profesionalización de los informes de sostenibilidad

En general, la exigencia de este informe de información no financiera y de diversidad es más amplia que las pautas anteriores. Por este motivo, Global Reporting Initiative (GRI) ha profesionalizado el reporting de sostenibilidad en todo el mundo. Otras iniciativas, como la Coalition for Inclusive Capitalism, alientan el reporting centrado en el talento, la innovación, la sociedad y el gobierno corporativo.

Reporting Integrado: ¿holístico o arbitrario?

El informe integrado, impulsado por el International Integrated Reporitng Council (IIRC), se centra en una serie de capitales: financieros, pero también manufacturados, naturales e intelectuales, entre otros. Esto proporciona al informe integrado, elaborado según el Marco Internacional de Reporting Integrado, una base más amplia.

Cada vez más empresas en todo el mundo publican un informe integrado siguiendo el Marco Internacional de Reporting Integrado, establecido por el IIRC. Además, incluso compañías que no cotizan en bolsa, elaboran informes integrados extremadamente sofisticados y significativos, de los cuales cualquier compañía cotizada podría sentirse orgullosa.

Sin embargo, el término informe integrado no dice nada sobre el contenido. Por ejemplo, por razones obvias, la empresa de nuestro ejemplo, SAP, se centra en el capital humano. En otras, sin embargo, la cadena de suministro forma la guía para informar en el informe anual.

Los informes integrados, a menudo, carecen de un enfoque preciso.

Prestar atención a los riesgos de reputación

A pesar del aumento de la carga de trabajo, las empresas evalúan positivamente el impacto del informe de información no financiera.

Sin embargo, sorprendentemente, aún son demasiadas las empresas que consideran los riesgos no financieros como irrelevantes.

Muchas empresas aún ignoran los riesgos de reputación. Algún destacado banco de la UE, por ejemplo, publica un informe anual completamente formalista, que trata los procesos en lugar de los resultados. Esta entidad financiera, en concreto, no explica en su informe ninguno de los muchos escándalos en los que se ha visto implicada. Y, en la era del periodismo de investigación y de las redes sociales, este descuido de los riesgos de reputación puede suponer un error fatal.

El significado es más importante que la forma, la exactitud es más importante que la cantidad. En última instancia, un informe no financiero debe reflejar, tanto lo financiero como lo financiero. Debe reflejar cómo una empresa cumple lo que la hace valiosa, dónde se concentra su futuro, y cuáles son sus fortalezas.